09 octubre 2009

La diferencia entre anuncios y la publicidad

Publicidad

La publicidad es una subcategoría de las relaciones públicas, mientras que los anuncios son una subcategoría del marketing. La Sociedad Americana de Relaciones Publicas (PRSA) define las relaciones públicas como la función de dirección que utiliza las comunicaciones de manera que “ayuda a una organización y a su público a adaptarse mutuamente entre sí”.

Anuncios

El marketing, por otro lado, es la función específicamente involucrado en la venta de los productos y servicios de una empresa. La publicidad es lo que establece las relaciones de los medios con las relaciones públicas, la función que pone el nombre de una empresa en las noticias. Los anuncios, bajo el paraguas del “marketing”, son una forma pagada de comunicar un mensaje a través de varios medios. Al igual que la publicidad, están diseñados para ser persuasivos, informativos y para influir en el comportamiento de compra o los patrones de pensamiento.

La diferencia

Por tanto, ¿cuál es la diferencia entre anunciar y publicitar? La explicación más simple es que usted paga los anuncios, pero la publicidad es “gratis”. Y debido a que es usted quien paga, los puede controlar. Sabe lo que aparecerá en los medios, cuando aparecerá y como se verá. Salvo que alguien haya metido la pata, no hay sorpresas.
Pero eso no sucede con la publicidad. Nadie la puede controlar no importa lo que digan. Nunca sabrá “seguro” cuando un articulo o entrevista será utilizado por los medios; incluso no puede controlar en qué contexto será utilizada la información que proporciona. Este es un motivo por el que el trabajo de la publicidad es tan frustrante: tiene que cruzar los dedos y esperar que su información sea utilizada en el contexto adecuado y cuando usted lo desea.
El trabajo de un publicista es conseguir que las cámaras vayan e intentar influir en lo que graben, pero no podemos hacer nada con el video una vez abandone su evento.
Por otro lado, la publicidad es más poderosa y más influyente que los anuncios. Esto es debido a que la publicidad normalmente está vinculada a eventos de interés periodístico o a información que la hacen útil o interesante. Algunas investigaciones de la Escuela de Negocios de Harvard, estiman que un tema, una noticia que se refiera a su producto, empresa o servicio, vale diez veces más que el coste de un anuncio que dure el mismo tiempo en el aire. El valor extra-la credibilidad adicional-se debe al apoyo de la prensa.
Digamos que es dueño de un negocio de jardinería y es citado en un periódico local en un artículo sobre como insuflar nueva vida a los céspedes dañados por el calor. Este articulo tiene diez veces el valor de un anuncio del mismo tamaño porque los lectores creen que si un reportero piensa que usted tiene el suficiente conocimiento como para ser entrevistado para un articulo, entonces debe realmente saber sobre el tema.


Vea el siguiente cuadro:
Técnica
Usted controla dónde
Usted controla cuándo
Controla el resultado final
Tiene la mayor credibilidad
Anunciar
Si
Si
Si
No
publicitar
No
No
No
Si

A pesar de los inconvenientes de la publicidad, los propietarios de los pequeños negocios invierten su dinero de promoción en publicidad antes de gastar nada en anuncios. La publicidad impresa, en particular, ejerce una mayor influencia sobre los clientes actuales y potenciales que la que tienen anuncios. Enviar una copia de un artículo a un cliente o un prospecto que le posiciona como experto, tiene mucho mayor impacto que enviar un buen anuncio.
“Una buena publicidad infunde buena credibilidad, aumenta la exposición de su marca, da una aprobación “imparcial” de su oferta, y reconoce a su empresa como un iniciador de tendencia o líder de pensamiento, lo que es extremadamente importante para muchos negocios”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada